jueves, 18 de diciembre de 2014

Mi amiga la señorita Araña

Sin querer, casi por casualidad (o por aburrimiento), encontré anoche una araña en mi cuarto. La vi, quizá fue producto de mi imaginación, pero la vi y luego la dejé de ver.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Un mar de fueguitos

El fuego, la llama, la magia se apaga con el agua, que purifica, sí, pero que también enmudece. No hay un río igual a otro, ni mirada que pueda reflejar tanta agua. Me quedaré aquí sentada contemplándolo, a él y a su magnificencia; esperaré a que suba y nos inunde, arrase con todo e ilumine de vacío la ciudad de los fueguitos

domingo, 9 de noviembre de 2014

An Laoi (Río Lee), o el escondite perfecto de cadáveres

Siempre que se abre la puerta de un ascensor presiento que va a parecer ante mí un cuerpo (muerto) colgado del techo. También, a veces, sospecho que vivimos dentro de una gran cúpula a modo de bola de nieve de cristal que una mano con dedos artrósicos y uñas escamadas y amarillentas agita a su antojo.

lunes, 20 de octubre de 2014

Goma (de borrar)

Fui a comprar una goma. Iba decidida. Esta vez sería el momento. Una goma con la que borrar tachones y demás meteduras de pata. Blanca, pura, inmaculada. Lo tenía todo a mi favor. Esta vez sí, no había discusión alguna ni imprevisto que lo torciera. Entré con paso firme en la tienda. La mirada incierta, el paso seguro. Quiero una goma, emitió mi voz sin atisbo de duda. Solo vendemos paquetes de dos.

lunes, 6 de octubre de 2014

8F (apaguen sus dispositivos móviles)

Otra vez y tiro porque me toca. Vuelta a la casilla de inicio. (Re)inicie usted y abróchese el cinturón que se aproximan turbulencias. Regreso al nudo en la garganta, el corazón que palidece, la coraza más gruesa, pero al juego de la oca ya le tenemos cogido el truquillo. Las maletas se hacen solas, el diario del acontecer se escribe al revés, de izquierda a derecha para no perder las costumbres patrias.

viernes, 26 de septiembre de 2014

“Rota de dolor”…

…dijiste que no querías estar y aquí estamos, rompiéndonos de dolor, esperando por ese momento. Yo te dije que tus palabras parecían sacadas de una telenovela barata. Tú reíste y yo no pude más que sonreír.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Un mundo de gente incompleta

A algunos le faltaban piernas, a otros manos. Más allá, hacia la izquierda, un grupo no encontraba sus bocas; y al otro lado, cruzando el río congelado, unos pares gateaban y palpaban el suelo en busca de sus oídos en medio de vísceras y cerebros palpitantes. La camada de almas desangeladas combatía el gris inyectándose CPH4, porque sabían que había trozos de corazón que nunca se volverían a regenerar. Ya todo daba igual en este mundo de gente incompleta.

domingo, 17 de agosto de 2014

Anestesiada

Caras de actores que mueren se suceden en la pantalla. Frases que jamás silbaron. Homenajes, películas. No puedo no enfocarme en sus caras tristes. Sin sonido. Anuncios de una vida mejor, más feliz y sonriente. Redes sociales. Nombres sin rostros. Conversaciones superficiales. Quiero una lobotomía. Te doy mi cerebro, haz con él lo que quieras.

sábado, 9 de agosto de 2014

Planeador

Piloto de juguetes, frágil planeador, gafas de aviador. Iniciamos vuelo de nuevo. Nunca debí abandonar la nave. Nunca dejar de buscar en el infinito.

domingo, 3 de agosto de 2014

El amor en reserva

"Yo lo había sentido, muchas veces, el amor en reserva. Hay en cantidad. No se puede negar. Sólo, que es una pena que siga siendo tan cabrona, la gente, con tanto amor en reserva. No sale y se acabó. Se les queda ahí dentro, no les sirve de nada. Revientan, de amor, dentro".  

Viaje al fin de la noche (Louis-Ferdinand Céline)

Nota: Louis-Ferdinand Céline, escritor fascista y antisemita. Quizá no debería de aparecer en este blog, pero -pese a ser tan cretino-, sus palabras sobre "las reservas de amor" me han acompañado estos días.

viernes, 1 de agosto de 2014

Efecto Doppler

Voy a dejarlo salir. A borbotones. Va a inundar todos los huecos de mi vida: lo encontraré en la pasta de dientes, en el sabor del vino, en el reflejo del espejo cóncavo.

lunes, 28 de julio de 2014

Acuerdo

Julia le propuso que se fuera a vivir con él. Sebas en seguida aceptó. Julia solo le puso una condición: que se casaran, firmaran tan solo el papelito para hacerlo todo legal. Sebas, sin dudar, se lo prometió: cuando él muriera, todos sus bienes materiales serían para ella. No le prometía el alma porque hacía tiempo que no se la encontraba. Julia le dijo que vale, que sí, que no le importaba lo de su alma perdida. A cambio, ella lo cuidaría, lo bañaría y le limpiaría la baba –llegado el momento-. Del rito conyugal no hablaron: demasiado prosaico cuando hay dentaduras postizas de por medio. Pero de lo que sí hablaron fue de los paseos de los domingos, de la manzana caramelizada que Sebas le compraría y de cómo Julia caminaría a su lado, agarrada, a su lado, del brazo.

lunes, 30 de junio de 2014

Ni un pelo de tonto

Pelos, pelos, pelos. Pelos por todas partes. Enredados, maltratados, arrancados. Brillantes, cuidados, cepillados. Pelos que se caen, silenciosos, que tropiezan con la ropa y se deslizan por tu piel.

viernes, 20 de junio de 2014

Rancio

Toda la ciudad comenzó a oler a rancio: ya conocíamos la fragancia, pero siempre habíamos tratado de disimularla con perfumes franceses. Olía, también, a un ligero aroma a mierda de caballo, mierda que la plebe usamos como abono de nuestras vidas (para que crezcan anestesiadas y obnubiladas).

sábado, 7 de junio de 2014

Una uña rota

Me corté una uña –exactamente la uña del dedo pulgar de la mano izquierda-, no porque estuviera larga y quisiera cortarle su rebeldía; se trató simplemente de un accidente doméstico: estaba pensando en ti.


sábado, 31 de mayo de 2014

Una simple luthier

"-¿Cuál sería tu última propuesta para los hombres civilizados? 
- El urgente establecimiento del orden pasional." 
Luc Demeuleneire entrevista a Leopoldo María Panero. 

Solo unos trozos de madera, unas cuerdas bien afinadas y algunas herramientas es lo que necesito para construirte la más bella guitarra

martes, 27 de mayo de 2014

El señor Conejo…

…habita su guarida la mayor parte del tiempo. Sale de ella cuando necesita víveres y es en ese preciso momento en el que todos podemos admirar sus encantos. Levanta sus orejitas a modo de antenas y, a la misma vez, alza su mirada iluminada por esos ojos llenos de luz y vida. 

domingo, 25 de mayo de 2014

Síndrome del paracaidista

Tardé, pero al final me di cuenta: padezco de Síndrome del paracaidista. Desde pequeña lo he sufrido, pero no ha sido hasta llegar a la edad ¿adulta? cuando he logrado ponerle nombre a tal concepto romántico.

jueves, 15 de mayo de 2014

De lo que aconteció una tarde de verano soleada mientras todos echábamos la siesta

Caía sol como miel, empalagando todo el pueblo con su meliflua indigestión. Todos, somnolientos, alrededor de la mesa, viendo la última telenovela. Tía Julia se levantó de repente y salió por la puerta. Nadie supo adónde iba. Solo después lo supimos.

jueves, 8 de mayo de 2014

Subjuntivémonos

Nunca le gustaron las certezas asentadas. La duda (razonable o no) siempre fue su preferida. Descubrió, con el paso de los años –y de las pérdidas- que es mejor moverse entre distintas posibilidades humanas, bucear entre universos de corales y chapotear los días de lluvia.

miércoles, 16 de abril de 2014

Palabra cortazariana

Todo aquel que vive bien despierto sueña mucho, tiene una carga onírica particularmente densa. ¿Por qué no creer, entonces, que la relación recíproca es también válida, y que hace falta soñar mucho – es decir, aceptar y asumir los sueños- para vivir cada vez más despiertos? (…) Creo que el hombre debería ir al encuentro de su doble nocturno, desterrado y perseguido, para traerlo fraternalmente de la mano, algún día, y hacerle franquear a su lado las puertas de la ciudad”.

viernes, 7 de febrero de 2014

Mixomatosis

Si al menos supiera lo que escondo dentro, si entendiera la batalla que hay en mi interior, ni siquiera todo sería más fácil. Si consiguiera vomitar todo esto que arrastro, soltar el lastre, dejarlo escapar, escupir conejos llenos de tumores malolientes y putrefactos. Si consiguiera volver a la pureza, a la página en blanco, ni siquiera conseguiría redimir mis pecados

sábado, 11 de enero de 2014

La vuelta al mundo en 22 horas (Bonus track: 19 días después)

Después de un café sueco, un recuerdo de hace dos años y una canción con sabor a serrucho, decidimos iniciar viaje al centro del Volcán. El pistoletazo de salida lo dio un pisotón y una mirada tímida.

lunes, 6 de enero de 2014

Re-cordis

Estallan los sentidos:
amalgama de colores
en un cuadro que no pinté
en una pared que nunca temí.

miércoles, 1 de enero de 2014

Hubo un tiempo…

… en el que nos creímos inmortales, héroes de una saga milenaria capaces de soportar las más fieras embestidas que el destino cruel nos quisiera arrojar. Porque cuando éramos inmortales, todo era un juego inconsciente: estúpidos indolentes de un tiempo inexorable.